Las Mujeres de las Ánimas, Juglares y el Capítulo Templario en Las Bodas de Isabel. Amantes de Teruel

Las Mujeres de las Ánimas, Juglares y el Capítulo Templario

Os dejamos galerías  de fotos de otras tres escenas que han tenido lugar en la XXI edición de Las Bodas de Isabel y han hecho disfrutar al público y viajar en el tiempo al Teruel de 1217.

Juglares

Un grupo de juglares, atraídos por las Bodas que se han celebrado en la villa, llegaron a Teruel con su espectáculo. Venidos de otras tierras pretendían sacarse unos dineros cantando y contando romances y burlas de todos los territorios de la Corona de Aragón y reinos colindantes. Con su repertorio propio del romancero medieval animaron la ceremonia y los festejos, alegrando a propios y visitantes con sus cantos y bailes.

 Las mujeres de las Ánimas

Tal y como se hacía en la época y aún perdura en algunos lugares de la península, cada noche recorría las calles un grupo de mujeres cubiertas y acompañadas de antorchas y el sonido de campana, repitiendo una letanía y una serie de frases para la salvación de las almas.

Durante tres noches pudimos ver a estas “mujeres de las ánimas”, que en la noche del sábado, con la reciente muerte de Diego de Marcilla, repetían el nombre del Amante dentro de su letanía.

El Capítulo Templario.

Se reunió en el Atrio de la Catedral la Encomienda Templaria para decidir el ingreso o no de dos nuevos miembros en la orden.
Los dos candidatos, que han pasado la noche velando armas, se mostraron nerviosos ante ese juicio y el cambio de vida que supone ingresar la Orden. La solemne procesión de la Orden del temple hizo acto de presencia y comenzó el proceso. Allí explicaron a los iniciados las condiciones que deberán respetar y todo aquello a lo que deberán renunciar al entrar en la encomienda, mientras un cura intentaba desacreditar la orden y hacer desistir a los candidatos. Uno de ellos decidió continuar con su vida anterior, mientras el otro finalmente fue investido en una ceremonia en la que intervinieron todos los hermanos.

Es el primer año después de muchas ediciones en la que El Capítulo Templario se desarrolla con una dirección profesional, con uno de los directores teatrales de las escenas de Las Bodas de Isabel, (Alfonso Pablo). Esta experiencia ha servido además para cohesionar al grupo, que ha interiorizado la fuerza de los personajes, obteniendo un resultado magnífico.

“Hermano, ingresar en esta Orden es causa de rigores y sacrificios más que de gloria y de dicha. Si se os admite en la Orden, todas las noches, todos los días, todos los meses, todos los años de vuestra vida, estarán dedicados a engrandecer el nombre de Dios. Habréis de olvidaros de vos mismo, de vuestros impulsos o pensamientos, de vuestros deseos, pues todo se os indicará y se os ordenará. La Orden te proveerá de todo, más de nada seréis dueño. Habréis de olvidarlo todo, habréis de renunciar a todo, habréis de aceptarlo todo”.

Fotos: Tele Aldehuela

Artículos Relacionados