Los Amantes de Teruel. Bodas de Isabel. © Comunicart-e

Ocho siglos… y Los Amantes de Teruel vuelven a estar juntos

El sol empieza a asomar tímidamente sobre el horizonte de Teruel. Los primeros rayos tenues y discretos parecen resistirse a seguir avanzando, como si fueran sabedores de que el transcurso del tiempo sólo podía propiciar una nueva tragedia. Pero, ni siquiera el más puro amor, es capaz de detener el tiempo, y evitar que la tierra terminara de dar esa fatídica vuelta.

Teruel despierta con una resaca agridulce. Los turolenses se levantan, todavía aturdidos por los hechos acaecidos el día anterior. Las calles siguen engalanadas y llenas de color, en honor a la celebración de las bodas entre Don Pedro de Azagra y Doña Isabel de Segura, mientras un inmenso cortejo fúnebre se abre paso entre la multitud.

Intentando comprender lo incomprensible, y sin saber muy bien las causas de la muerte de Don Diego de Marcilla, los habitantes de la Villa se van uniendo al cortejo fúnebre. Los rumores se extienden por toda la ciudad. Hay quien muy por lo bajo, prácticamente entre susurros acusan a los Muñoz de la desgracia del guerrero, otros prefieren no opinar por miedo a ser castigados, y algunas dicen que Diego ha muerto por amor. ¿Se puede morir de eso?. Sí, parece ser, según cuentan, que un beso no dado fue el veneno que rompió el corazón de Don Diego. Un beso, un simple beso.

Entre los rumores y los llantos el cortejo avanza, dejando tras de si una estela de tristeza. La desolación que inunda las calles contrasta con la alegría y la luminosidad de un sol esplendoroso, que poco a poco va coronando el cielo.

Bodas de Isabel. Funeral Amantes de Teruel Bodas de Isabel. Funeral Amantes de Teruel Bodas de Isabel. Funeral Amantes de Teruel Bodas de Isabel. Funeral Amantes de Teruel Bodas de Isabel. Funeral Amantes de Teruel Bodas de Isabel. Funeral Amantes de Teruel Bodas de Isabel. Funeral Amantes de Teruel Bodas de Isabel. Funeral Amantes de Teruel Bodas de Isabel. Funeral Amantes de Teruel

Los tambores, precediendo al cuerpo de Don Diego, retumban, una y otra vez, como si quisieran ponerle voz a su corazón partido, y clamaran a los cuatro vientos su amor por Doña Isabel, antes de que su cuerpo sea sepultado.

Entre el cortejo hay una mujer encapuchada, cuyo rostro es imposible adivinar, aunque la cadencia de su paso pone de manifiesto un profundo dolor, que se incrementa conforme la comitiva se acerca a la catedral.

Los gritos y lloros de la familia de Diego se contagian a todos los presentes cuando el cortejo llega al atrio de la catedral, para dar la última despedida. Sus compañeros también lo acompañan, expresando su intenso dolor a través de una canción, donde dejan patente que bajo esa dureza que envuelve a los guerreros sus corazones están llenos de amor por el compañero caído.

Bodas de Isabel. Funeral Amantes de Teruel ©Comunicart-e Bodas de Isabel. Funeral Amantes de Teruel ©Comunicart-e Bodas de Isabel. Funeral Amantes de Teruel ©Comunicart-e Bodas de Isabel. Funeral Amantes de Teruel ©Comunicart-e Bodas de Isabel. Funeral Amantes de Teruel ©Comunicart-e Bodas de Isabel. Funeral Amantes de Teruel ©Comunicart-e Bodas de Isabel. Funeral Amantes de Teruel ©Comunicart-e Bodas de Isabel. Funeral Amantes de Teruel ©Comunicart-e Bodas de Isabel. Funeral Amantes de Teruel ©Comunicart-e Bodas de Isabel. Funeral Amantes de Teruel ©Comunicart-e Bodas de Isabel. Funeral Amantes de Teruel ©Comunicart-e

Ni el más puro amor puede detener la historía de Los Amantes de Teruel

La dama encapuchada se acerca al cuerpo de Diego y se muestra, dejando caer su capa. Grandes expresiones de asombro se escuchan al descubrir que es Isabel de Segura. Se acerca a su amado, su alma gemela, y acaricia su mano, sorprendiéndose a la frialdad de su cuerpo. Lentamente se inclina y le da un beso, sentido y profundo, ese beso que le había negado la noche anterior y que provocó su muerte. La respiración de Isabel empieza a hacerse lenta y pausada, tomando una gran bocanada de aire antes de desplomarse muerta sobre Diego. En ese preciso instante, mientras su cuerpo ya sin vida cae encima de su amado, la expresión de su cara se torna alegre y feliz.

Bodas de Isabel. Funeral Amantes de Teruel ©Comunicart-e Bodas de Isabel. Funeral Amantes de Teruel ©Comunicart-e Bodas de Isabel. Funeral Amantes de Teruel ©Comunicart-e Bodas de Isabel. Funeral Amantes de Teruel ©Comunicart-e Bodas de Isabel. Funeral Amantes de Teruel ©Comunicart-e Bodas de Isabel. Funeral Amantes de Teruel ©Comunicart-e Bodas de Isabel. Funeral Amantes de Teruel ©Comunicart-e Bodas de Isabel. Funeral Amantes de Teruel ©Comunicart-e Bodas de Isabel. Funeral Amantes de Teruel ©Comunicart-e Bodas de Isabel. Funeral Amantes de Teruel ©Comunicart-e Bodas de Isabel. Funeral Amantes de Teruel ©Comunicart-e Bodas de Isabel. Funeral Amantes de Teruel ©Comunicart-e

Por fin están unidos, Diego e Isabel, cuyo amor en la tierra fue impedido por los hombres, reposan juntos, disfrutando de su compañía por toda la eternidad.

DSC09761 DSC09765 DSC09777 DSC09785 DSC09789 DSC09804 DSC09826 DSC09834 DSC09862 DSC09868 DSC09887 DSC09926 DSC09931 DSC09946 DSC09954

Los Amantes de Teruel volverán a la vida una vez más con el comienzo de su historia en La Partida de Diego, del 29 de septiembre al 1 de octubre de 2017. Os esperamos para comenzar la historia de Amor más bonita jamás contada.

Fotos: Comunicart-e

Artículos Relacionados